¿Crees que es necesario negar que estás triste? ¿Sabes dónde va esa tristeza que ocultas? ¿te gustaría aprender a manejarla de otra forma, más sana y beneficiosa para ti?

Esta meditación pasiva de Osho es una de mis favoritas, especialmente ahora, con la llegada de la Primavera, del Cambio, con el comienzo de la mitad Luminosa del año en el próximo Equinoccio de primavera. 

Si te animas a practicarla, ten presente que no es muy fácil realizar la visualización, trabaja con paciencia y, tras haberla repetido unas cuantas veces, seguro que consigues llegar hasta el final. Cuando lo hagas, no olvides comentar tu experiencia.

"En la vida no hay nada seguro excepto la muerte. 

En segundo lugar, la muerte no se va a producir finalmente; ya se está produciendo. Es un proceso. Tal como la vida es un proceso, la muerte es un proceso. Creamos el ahora, pero la vida y la muerte son simplemente tus dos pies, tus dos piernas. La vida y la muerte son ambas un proceso. Tú estás muriendo a cada momento. 

Déjame ponértelo de esta manera: cada vez que inhalas eso es vida, y cad...

Identificar a qué le temes es el primer paso para superar tu Miedo.

Las ideas, los proyectos, surgen en ocasiones como el agua de un geiser y como tal desaparecen dejando solo una estela de vapor. Saber qué es el primer paso, buscar el cómo, el segundo, detrás de ellos vendrán más si persistes en tu empeño. El desánimo, la falta de tiempo, la vida misma serán, en ocasiones, distracciones de tu proyecto. Solo tú decides si caer en la trampa o persistir.

Cuando se trata de un Proyecto de Vida, las dudas te asaltarán desde muchos lugares: tengo gastos que afrontar, necesito un trabajo estable, así no puedo seguir...La paciencia, la constancia, la fe en ti mismx son tus salvaguardas para llegar donde deseas, donde anhelas, donde sabes que debes llegar...Así pues, ánimo, recuerda que la luz más hermosa llega justo después de la oscuridad más total.

Voy caminando por un sendero. Dejo que mis pies me lleven. Mis ojos se posan en los árboles, en los pájaros, en las piedras.


En el horizonte se recorta la silueta de una ciudad. Agudizo la mirada para distinguirla bien. Siento que la ciudad me atrae.


Sin saber cómo, me doy cuenta de que en esa ciudad puedo encontrar todo lo que deseo.
Todas mis metas, mis objetivos y mis logros. Mis ambiciones y mis sueños están en esa ciudad.
Lo que quiero conseguir, lo que necesito, lo que más me gustaría ser, aquello a lo que aspiro, lo que intento, por lo que trabajo, lo que siempre ambicioné, aquello que sería el mayor de mis éxitos. Me imagino que todo está en esa ciudad. Sin dudar, empiezo a caminar hacia ella. Al poco de empezar a andar, el sendero se hace cuesta arriba. Me canso un poco, pero no importa.
Sigo.


Diviso una sombra negra, más adelante, en el camino. Al acerc...

Muchas veces dejamos que otrxs decidan nuestra valía, permitimos que nos digan qué podemos o no hacer, de qué somos o no capaces, ponemos en manos de otrxs nuestro propio valor.


Lee este pequeño cuento extraído de Déjame que te cuente, de Jorge Bucay y dime qué te hace pensar...

"Un joven acude a un sabio en busca de ayuda:


- Vengo, Maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no sé hacer nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar, qué puedo hacer para que me valoren más?

El Maestro, sin mirarlo, le dijo:

- Cuanto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero un problema que tengo. Quizás después... - haciendo una pausa, agregó - Si quisieras ayudarme tú a mí, podría resolver este asunto con más rapidez y después, tal vez, te pueda ayudar.

- E...ncantado Maestro - titubeó el joven, sintiendo de n...

Please reload