5 claves para generar el cambio que deseas

Hace unos días, publiqué en mi cuenta de twitter (@BeatrizPCoach) este tweet "La única forma de cambiar es… CAMBIANDO. No inventes más excusas, no pidas más soluciones, no busques más fórmulas #aprendiendo". Y se levantó la polémica.

 

Algunxs de mis seguidorxs me comentaron por privado que no les parecía bien que dijera algo tan rotundo, otrxs, justo lo contrario, que cuánta razón tenía, que las cosas hay que hacerlas... Es por esto que escribo este post, para dar las 5 claves básicas que te ayudarán a generar el cambio que deseas en tu vida:

 

1 . Darse cuenta.

 

Esto que puede parecerte muy obvio, es el punto fundamental  en el que se basa cualquier proceso de cambio. Es imprescindible darse cuenta de lo que no te gusta, te molesta o, simplemente ya no quieres en tu vida. Hasta que no tengas claro lo que no quieres, es muy posible que no sepas definir lo que quieres.

 

2. Definir tu objetivo

 

Una vez descubras lo que no quieres, deberás decidir en qué te quieres enfocar, cuál es tu objetivo definitivo, aquello por lo que vas a trabajar durante todo tu proceso de cambio. No te preocupes si tienes la sensación de que el objetivo que te marcas es "demasiado grande", ya veremos cómo manejarlo.

 

3. Descubrir tus herramientas

 

A casi todxs nos cuesta muy poco definirnos por nuestros "fallos", por las cosas que no hacemos bien, por lo que menos nos gusta de nuestra personalidad, por nuestras limitaciones en definitiva. Otra cosa es si te pregunto cuáles son tus dones, las características de tu personalidad que te agradan, eso, probablemente, te cueste un poco más, básicamente, porque no tienes costumbre de hacerlo.

 

Si ahora mismo, según me lees, coges papel y lápiz y haces una lista de las que consideras tus debilidades, y otra de tus fortalezas, ¿crees que serán igual de largas? Hasta que no descubras las herramientas que "traes de fábrica", no podrás utilizarlas para cambiar aquello que deseas.

 

4 . Aceptar

 

Claro está que habrá, hay, cosas que no eres capaz de cambiar, comportamientos aprendidos, formas de ver la vida, pensamientos o emociones que te han acompañado desde que tienes memoria y que no sabes, no quieres o no estás dispuestx a sacrificar para realizar el cambio.

 

Una vez has decidido que "esto no se toca", que esas cosas no son necesarias para realizar el cambio que buscas, sólo tienes una opción: aceptar. Aceptar que son parte de ti, que en este momento de tu vida no quieres trabajar sobre ellas y que te van a seguir acompañando hasta que decidas hacer algo al respecto.

 

5 . Cambiar

 

Cuando ya te has dado cuenta de todo lo anterior (no te apures, no se trata ni mucho menos de sentarse y ya, los cuatro puntos anteriores llevarán su tiempo, cada uno de ellos) y eres capaz de identificar lo que quieres, te has marcado un objetivo, has descubierto tus propias herramientas y has aceptado que hay cosas con las que no puedes hacer mucho más que eso, que aceptarlas, entonces es el momento de pasar a la acción.

 

Podría terminar justo aquí este post, muchos de los que encuentro en las redes hacen justo eso: terminar haciendo una llamada a la acción y ¡hala! allí te las compongas.

 

Si los cuatro puntos anteriores son complejos y precisan de una inversión en tiempo, voy a decir que no muy corta, pasar a la acción es lo más difícil, lo más trabajoso y lo que, al final, menos gente consigue hacer.

 

6 . Motivación

 

¿Qué es lo que necesitas para que todo el tiempo y trabajo invertidos en tu proceso no queden en agua de borrajas? ¿Cuál es la clave para que el cambio se haga efectivo en tu vida? muy sencillo: la MOTIVACIÓN, más concretamente la AUTOMOTIVACIÓN

 

La diferencia es muy clara: la automotivación es aquella que proviene de tu interior, la que ejercitas cada día, la que alimentas para que no decaiga, la que te hace levantarte cuando caes y seguir cuando estás hartx, la que te tienes que trabajar tú solitx para que no decaiga. Esta es la clave, la razón por la que muchxs consiguen lo que se proponen y otrxs tantos no lo hacen.

 

No te apures, como digo más arriba, cada paso lleva su tiempo y requiere reflexión, coraje y decisión: sólo comenzar ya marcará la diferencia, pero es muy probable que cueste hacerlo. Cuando vengas a consulta, comenzaremos por el principio e iremos trabajando pasito a pasito, ten paciencia, trabaja y verás que el cambio comienza.

 

Entre tanto, recuerda ser feliz que no cuesta tanto!

Please reload

Recomendado

No soy feliz

August 21, 2016

1/3
Please reload

Posts
Please reload

Etiquetas
Please reload

Sígueme
  • Icono social Instagram
  • Facebook Basic Square